GANACHE DE CHOCOLATE BLANCO

La ganache, una vez fría, se puede montar ligeramente y es muy adecuada para rellenar o cubrir tartas, y si la montamos bien hasta dejarla compacta, podremos usarla perfectamente para decorar con la manga pastelera.
Con estas cantidades tendremos sólo para rellenar una capa generosa en una tarta de unos 20 ó 22 cm de diámetro, por lo tanto, pondremos el doble para dos capas, o el triple si además queremos cubrir la tarta.

INGREDIENTES:
200 ml de nata para montar
100gr de chocolate blanco

Troceamos el chocolate. Calentamos la nata, y cuando esté a punto de hervir, la retiramos del calor y le añadimos el chocolate. Lo dejamos unos minutos que se vaya fundiendo y después lo removemos bien hasta que no quede ni un solo grumo. Lo dejamos enfriar.
Cuando esté tibio, podemos usarlo tal cual para cubrir una tarta como un baño, está casi líquido, por lo que caerá por los lados de la tarta, pero cuando esté completamente frío, quedará como una crema compacta.
También podemos esperar a que enfríe totalmente y lo montamos con una batidora de varillas. Cogerá cuerpo y volumen y nos servirá para cubrir o rellenar una tarta con la espátula o incluso con la manga pastelera, dependiendo de lo firme que lo dejemos.
Si lo que deseamos es una capa que al enfriarse quede totalmente sólida, pondremos el doble de chocolate y lo haremos todo igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...