TARTALETA DE CEBOLLA







Hace muchísimos años que coleccionó mi madre el primer tomo de LA COCINA PASO A PASO, de SARPE, yo era pequeña pero me encantaba leer las recetas y sobre todo mirar y mirar las fotos, que son magníficas. Ya entonces intenté hacer al gunas recetas, pero en el caso de los postres había ingredientes imposibles de encontrar en mi ciudad y desde luego insustituíbles, como la gelatina o la nata. Otras veces, tenía los ingredientes pero no los cacharros, como el molde desmontable imprescindible en esta receta.
Tuvieron que pasar muchos años hasta poder hacerla, y me encantó verla tal y como aparecía en la foto que tantas veces había contemplado.
Desde entonces la he preparado muchas veces, se trata de un pastel sabroso y muy aromático. Puede servirse frío, cortado en cuñas con una cerveza bien fresquita, o templado, como plato principal acompañado por una ensalada verde.



INGREDIENTES:
Para la masa quebrada:
175 gr de harina
75 gr de mantequilla
30 ml de agua fría
Una pizca de sal
Para el relleno:
2 cebollas grandes
250 gr de tomate triturado
1 ó 2 dientes de ajo
2 ó 3 cucharadas de queso curado rallado
2 ó 3 cucharadas de pan rallado
Una ramita de tomillo, si puede ser fresco
Una lata pequeña de anchoas
Aceite, sal y pimienta
Unas aceitunas negras (opcional)

Hacer la masa quebrada mezclando bien la harina, la mantequilla y un poco de sal, debe quedar como migas. Rociar con un poco de agua fría y amasar. Formar una bola y envolverla en plástico. Dejar reposar en el frigorífico al menos una hora.
Forrar un molde bajo de fondo desmontable con la masa quebrada, pinchar con un tenedor y hornear a 180º unos quince minutos.
Entretanto, rehogar la cebollas cortadas en juliana, con un poco de sal y tomillo. Tapar y dejar que se haga despacio hasta que esté dorada. Añadir el tomate y cocer a fuego fuere unos 5 minutos, removiendo, hasta que espese. Por último, machacamos el ajo con un poco de sal y pimienta y lo añadimos al tomate. Mezclar un momento y apartar del fuego.
Sobre la masa ya cocida, esparcimos el queso y el pan rallado y después, la salsa de tomate. Colocamos encima los filetes de anchoa y rociamos con el aceite que queda en la lata. También podemos decorar con unas aceitunas negras si lo deseamos.
Horneamos el pastel a 200º unos veinte minutos y a la hora de servir espolvoreamos con un poco de tomillo, si puede ser recién cortado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...