ALBAHACA


La albahaca parece ser originaria de la India y fue introducida en Europa primero por griegos y romanos, para quienes, además de ser el símbolo de los enamorados, era uno de los olores más usados en la cocina.
Es una planta anual, herbácea, de tronco erecto y unos 30 - 60 cm de altura. Sus hojas son de color verde intenso en el lado superior y verde-gris en el inferior. Las flores son pequeñas, de color blanco. Existen unos 40 tipos de albahaca, siendo los más usados la "genovesa", de agudo perfume y la "napolitana", con la hoja en forma de lechuga, más delicada y con leve aroma a menta. Hay otras variedades, como la "fina verde compacta", de talla reducida y la "mammouth", de hojas larguísimas, muy aptas para ser secadas. Existen variedades coloreadas: la albahaca de hojas rojas dentelladas y la albahaca ópalo oscura, cultivada principalmente con fines decorativos.
La albahaca es una de las plantas aromáticas más apreciadas en cocina. Tiene un gusto dulce y fragante y se vuelve más fuerte en verano, cuando el sol aumenta su intensidad.
De la albahaca se usan sólo las hojas, frescas o secas. Gracias a su sabor fresco, es apta para la preparación de tortillas y huevos revueltos, excelente para los pescados, en particular para el salmonete y las langostas y también para las verduras, como berenjenas, pimientos y tomates.
Las hojas secas, en cambio, se pueden usar para estofados y sopas, pues han perdido su aroma característico, predominando el de la menta; son un poco amargas.
Es mejor agregar la albahaca a las comidas en el último momento, antes de servirlas, ya que tiende a perder su sabor, por lo que no se debería nunca cortar con el cuchillo, mucho mejor con los dedos.
Es habitual usarla para ahuyentar los mosquitos en las noches de verano, aunque también se dice que puede producir dolores de cabeza.

RECETAS CON ALBAHACA:
Spaguettis con carne

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...