SOPA DE PIMIENTO Y TOMATE

Las sopas de pan son un plato extendido por toda España, con numerosas variantes, en algunas zonas se añade pimentón, un poco de hierbabuena y todo tipo de tropezones, según el gusto y la economía de cada casa, ya que se trata de un plato muy familiar y muy humilde.
La que comíamos en casa, si por algo se distingue de otras que he probado es por el pan. No nos vale un pan cualquiera, nada de barras, vienas, baguettes, ni nada parecido. Para este plato necesitamos un pan de calidad, blanco, apretado y sabroso, como las teleras de Córdoba, o el antiguo pan de cantos de Castro del Río. En esta receta, el pan no está sólo mojado en el caldo, debe cocerse hasta quedar muy tierno, que se deshaga en la boca, pero no  en el plato, de ahí la importancia de su calidad.
En la receta, se tritura el aliño, porque así se hacía en casa para que los niños no apartásemos nada,  pero se puede dejar entero si nos apetece así.




INGREDIENTES: (Para 4 personas)
Dos o tres pimientos verdes
Unos ajos
Dos tomates bien maduros
Un trozo de jamón
Pan del día anterior de tipo candeal
Aceite, sal y una hoja de laurel

En primer lugar, en la misma olla donde haremos la sopa,  ponemos el aceite, los ajos, el pimiento y el tomate y hacemos un buen sofrito. Lo dejamos hasta dorarse y lo sacamos al vaso de la batidora. Trituramos. Echamos en la olla el agua, el jamón cortado a dados y la verdura triturada. Ponemos a hervir.
Por otro lado, cortamos el pan a rebanadas finas, y apartamos 4 ó 5 con las que haremos rebanadas fritas. Cuando esté hirviendo el caldo le echamos todo el pan y lo dejamos cocer un rato hasta que esté bien tierno y el caldo trabado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...