GALLINA EN PEPITORIA

Posiblemente, la mejor receta de carne que pueda degustarse en una cena de Navidad. Podemos acompañarlo de patatas fritas, patatas al horno, o cualquier guarnición que se nos ocurra, poco importa. La carne es absolutamente deliciosa por sí sola.
Esta es la versión de mi chacha Petra, una castreña de las de antes, que podía dedicar el día entero a elaborar este plato, a fuego lento, para toda la familia, en la Nochebuena.
Queda pendiente mejorar la foto.


INGREDIENTES:
Una gallina o un pollo de campo
Dos cebollas
8 ó 10 ajos
Un puñado de almendras
Un vaso de fino de Montilla-Moriles
Un palo de canela
Azafrán en hebra
Aceite, sal, perejil y pimienta negra

Limpiar bien la gallina dejándole la piel y echarle un poco de sal. Ponemos aceite en una cacerola y doramos bien los trozos de gallina. Sacar a un plato.
Dorar dos cebollas y 5 ajos, todo picado, en el mismo aceite de la gallina. Cuando esté dorado, volvemos a poner la gallina, le añadimos un vaso de vino y un palo de canela. Seguir rehogando, a fuego suave, hasta que el vino se consuma, dándole vuelta de vez en cuando.
Entretanto, doramos las almendras y las ponemos en el vaso de la batidora junto con el perejil, la pimienta, el azafrán y agua. Batimos bien.
Cuando la carne haya reducido todo el vino, volcamos sobre ella el líquido que hemos triturado y dejamos reposar unas horas.
Una hora antes de comer, le damos un último hervor, unos quince minutos, o hasta que el líquido se haya espesado un poco. Servir recién hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...