COCIDO CON BERENJENAS

El verano es el tiempo de las berenjenas de rabo largo, que son las idóneas para este riquísimo cocido, que, siendo un plato contundente,  más propio de los meses fríos, al añadirle la majada de ajo y tomate, lo convierte en un plato mucho más ligero y casi refrescante.


INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS:
400 gr de garbanzos, que habremos puesto en remojo al menos 8 horas
Un trozo de tocino, que escogeremos a nuestro gusto. Puede ser ibérico, panceta con veta, rabo, papada, lo que más nos guste.
Un trozo pequeño de ternera de guiso
Una pieza de pavo o de gallina
Dos huesos blancos
Un trozo pequeño de jamón, o de corteza de jamón
Unas berenjenas de rabo largo. Si son muy pequeñas, podemos poner dos por comensal.
4 patatas medianas
Un tomate
Un diente de ajo, o dos si son pequeños
Sal y vinagre

Ponemos en una olla grande los garbanzos, los huesos, la carne y el tocino. Lo cubrimos todo de agua hasta llenar la olla, dejando sólo 3 ó 4 centímetros para que el caldo no se salga al hervir.
Ponemos a hervir y cuando empiece a tener espuma por encima, se la vamos quitando con una cuchara. Cuando esté hirviendo fuerte y deje de salir espuma, ya podemos cerrar la olla si ésta es a presión, si no lo es, bajaremos el fuego y lo dejaremos medio-bajo, durante dos o tres horas, dependiendo de cómo sean los garbanzos. Si es una olla a presión de las antiguas, como es mi caso, en media hora tendremos el caldo hecho.
Pasado este tiempo, pondremos al lado un cazuelo con agua a hervir y abrimos la olla. Sacamos el caldo, que usaremos para sopa, y le añadimos más agua, que debe estar muy caliente, si está hirviendo, mejor. Añadimos las patatas a trozos grandes, o enteras si son pequeñas, y las berenjenas, incluidos los tallos. Volvemos a tapar la olla y seguimos cociendo hasta que la verdura esté bien tierna, si es en olla normal, lo haremos a fuego suave y puede estar otra hora, si es en olla a presión, lo dejaremos unos veinte minutos.
Una vez que tenemos el cocido hecho, lo dejamos aún hirviendo y le añadimos el tomate lavado y entero, y lo escaldamos durante dos o tres minutos. Por otro lado, en un mortero, majamos el ajo con sal, le añadimos el tomate pelado, y lo seguimos machacando y por último, le echamos un buen chorreón de vinagre.
Así, serviremos el cocido, por un lado, en los platos, los garbanzos, con sus patatas, sus berenjenas y caldo, y le añadiremos una o dos cucharadas del majado de tomate. La carne y el tocino, la comeremos al final, o, si se desea, se pueden poner trozos en el plato para comerlo todo a la vez.



4 comentarios:

  1. Cuando mi padre tenía huerto, mi madre aprovechaba las berenjenas que salían más pequeñas para ponerlas en el cocido. No conocía a nadie más que lo hiciera y cuando alguna vez lo he comentado la gente me miraba raro, así es que me ha encantado encontrarme con tu receta. Muchas Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es verdad, no es una receta muy conocida, pero es riquísima y muy apetecible para el verano. Me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  2. Este cocido, exactamente igual que lo describes, lo hacia mi abuela en verano hace ya más de 30 años. Nunca más lo he hecho desde entonces pero recuerdo que me encantaba el sabor. No es fácil encontrar esas berenjenas,pero voy a intentar hacerlo de nuevo el próximo verano.

    ResponderEliminar
  3. Pues lo vas a disfrutar, porque está riquísimo. Gracias, un abrazo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...