TARTA ANGRY BIRDS

Esta tarta la hice para el cumpleaños de mi hijo, cuando cumplió 8 años.
Es un bizcocho de yogurt,  relleno de chocolate y cubierto con pasta de azúcar. En este caso calculé los ingredientes para unas cuarenta personas, pero con raciones pequeñas, de unos 50 gramos, ya que era para una fiesta de cumpleaños doble, de mis dos hijos, por lo que todo el mundo iba a probar dos tartas diferentes. Lo que hay que hacer es calcular el peso de los ingredientes que en este caso sumaban unos 2,5 kilos aproximadamente.
En este caso, lo hice en tres días,el primero hice el bizcocho, el segundo hice la trufa y lo rellené, dejándolo en la nevera hasta el día del cumpleaños por la mañana, que fue cuando le hice la cobertura.


Bizcocho:
5 huevos
2 yogures griegos sin azúcar
5 vasos de harina
3,3 vasos de azúcar
1,6 vasos de aceite de girasol
25 gr de levadura en polvo

Trufa de relleno:
400 gr de chocolate
400 ml de nata
80 gr de mantequilla

Almíbar:
300 ml de agua
100 gr de azúcar
Un sobre de azúcar vainillado

600 gr de pasta de azúcar
Colorantes rojo, negro y amarillo

Mucho mejor si coloreamos el fondant con antelación ya que lleva su tiempo, hay que ir poniendo el colorante poco a poco hasta conseguir la tonalidad deseada, y lo amasaremos con los dedos todo el tiempo que necesite hasta que el color quede uniforme
Para hacer el bizcocho, en primer lugar preparamos un molde redondo, de 25 cm, engrasándolo con un poco de aceite y colocándole en la base un círculo de papel de hornear. Calentamos el horno a 180º.
Ponemos los huevos en un bol y los batimos muy bien junto a los yogures, el azúcar y el aceite. Después añadimos la harina tamizada junto a la levadura. Vertemos la masa en el molde y horneamos unos 40 ó 50 minutos.
Una vez horneado el bizcocho, lo dejamos enfriar boca abajo sobre una rejilla y lo envolvemos en plástico, dejándolo reposar hasta el día siguiente.
La trufa es muy sencilla de elaborar, y la explico aquí.
Cortamos el bizcocho en horizontal por dos veces, formando así tres discos. Colocamos el primero sobre una base de cartón o sobre el plato en el que se vaya a servir la tarta, y le ponemos el aro del molde en el que lo hemos cocido y lo regamos con la mitad del almíbar. Extendemos por encima algo menos de la mitad de la trufa y colocamos encima el segundo disco de bizcocho. También lo regamos y extendemos sobre él la misma cantidad de trufa, dejando que sobre un poco. Colocamos el tercer disco de bizcocho que ya no regaremos pero sí lo untamos con la trufa que nos ha sobrado. Cubrimos la tarta con film y la dejamos reposar, con el aro puesto, en el frigorífico hasta el día siguiente.
Por último, sacamos la tarta y la cubrimos con la pasta de azúcar formando la decoración deseada. En este caso, yo hice una lámina con el fondant rojo, estirándola con el rodillo poco a poco. Para que no se nos pegue en la encimera ni en las manos, usaremos margarina. Al final, me quedó como un círculo al que le hubiésemos dado un bocado (viendo la foto se aprecia la forma), la parte más ancha debe medir lo que mida el diámetro del bizcocho mas el doble de su altura.
Estiramos después el fondant  blanco hasta formar una pieza que cubrirá casi la mitad de la tarta, y por último, hacemos los detalles, el pico, los ojos y la cresta, tal y como se ve en la foto, Por la parte de atrás lleva una cola de fondant negro que no aparece en la foto. Las diferentes piezas se van pegando mojando el fondant con un poco de agua, sólo mojándonos los dedos.
Esta tarta, la conservaremos en un lugar fresco y seco, pero no en el frigorífico.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...